DIFERENTES PERO IGUALES

Entran dos personas que claramente son iguales, pero nosotros las vemos diferentes.
Les miro con curiosidad. Tienen esos tics y temblores que lo evidencian. Esa mirada. Ella va a la barra y pide con  dificultad una coca-cola y un café. La camarera tras ver que está ahí inmóvil, le dice que ahora se lo lleva a la mesa, que se siente. Ella está con el billete en la mano como ausente, mirando a ningún lado.
Me golpea una sensación, algo que no sé qué es y yo lo nombró ternura. Me duele ver el esfuerzo que hacen ellos para no llamar la atención, por intentar pasar desapercibidos. Reconocer esto, me hace sentir mal, incluso, para no hacerles sentir mal yo, (que es lo que equivocadamente pienso) cuando me mira, miro hacia otro lado.
Pero cuando no me ven, les miro y me parecen tiernos y bellos.
Ella coge la coca-cola como una niña a pesar de seguro tener más de 45 y se sienta. El le coge la mano con la suya. Le acaricia la mejilla con la otra, y se besan. Por debajo de la mesa las piernas de ella tiemblan sin aparente ritmo alguno.
Y yo, mientras, noto en alguna parte de  mí una terrible triste y en otraparte más grande, incluso inmensa, noto, me siento lleno de esperanza y vida.

.

ShiroDani

CONTIGO

Entre tus manos
un recipiente de barro cocido.

Dentro,
un líquido negro y caliente.
En sus átomos
una certeza,
lo que promete.

Sorbo a sorbo esperas.

Pero sólo llega la noche
como gato miedoso
al que acaricias,
y se queda
un rato más,
contigo.

.

ShiroDani

.

Imagen: Tülin Ertürk‎

RAREZAS

.

¿Que por qué lo hago?

Creo y suelto mensajes al aire a sabiendas de su catastrófico final.

Invento idiomas ridículos, muertos antes de nacer. Palabras inservibles para decir cosas sin ninguna importancia.

Lanzo con rabia los sueños contra las paredes, así las pinto.

Uso perfumes que nadie puede oler, que infructuosos e inservibles me regresan, que una vez exhaustos y moribundos los acuno hasta que mueren de anhelo..

Hago todo, lo hice siempre así por la misma razón.

Hago lo aparentemente estúpido, lo ilógico para los demás, lo que nadie nunca haría, porque en el fondo sé que cada una de las cosas, buscará a la persona adecuada, a quien va dirigida y que tarde o temprano, la encontrará.

Esto me dice la esperanza. Y yo ciegamente la creo.
.
ShiroDani